Noticias del Proyecto

Noticias Buenas · 12 de julio de 2010
Un proyecto habitacional de Gobierno destruye parte de Cihuatán · abril de 2010
Trabajos en Cihuatán al fin del invierno · septiembre a noviembre de 2009
Trabajando en las Terrazas Occidentales: Una Estructura con Techo Decorado · febrero a mayo de 2009
Noticias viejas sobre el proyecto

Buenas Noticias de Cihuatán

FUNDAR anuncia:

Estimados amigos:

Con gran satisfacción les informamos que este día se firmó el Convenio de Cooperación entre la Fundación Nacional de Arqueología de El Salvador, FUNDAR y la Secretaría de Cultura para la co-administración del Parque Arqueológico Cihuatán por parte de FUNDAR.

La firma del documento se llevó a cabo en las oficinas de la Secretaría de Cultura y estuvo presente el Dr. Héctor Samour, Secretario de Cultura, el Dr. Rodrigo Brito, Presidente de FUNDAR y el Dr. Ramón Rivas, Director Nacional de Patrimonio Cultural, quienes firmaron el documento en presencia de numerosos miembros de los medios de comunicación.

El Dr. Samour expresó su satisfacción por este Convenio que es una muestra de la importancia que esa Secretaría le da a la cooperación de la sociedad civil en proyectos de gran beneficio para nuestra nación. El Dr. Brito recordó lo importante que es Cihuatán dentro del Patrimonio Nacional y recalcó que cumplirán el compromiso que estaban adquiriendo en ese momento, de la misma responsabilidad y seriedad como lo han hecho en el pasado.

Les recordamos que FUNDAR participó en la administración e investigación de Cihuatán entre 1999 y 2009. Los grandes esfuerzos que dedicamos a esta antigua ciudad culminaron con su inauguración como Parque Arqueológico.

Con la firma de este histórico convenio, FUNDAR vuelve a Cihuatán !!!!

FUNDAR


Los Drs. Brito, Samour y Rivas al momento de la firma del convenio.

Un proyecto habitacional de Gobierno destruye parte de Cihuatán

El primer de marzo de 2010, los arquólogos de FUNDAR dieron inicio a una temporada de análisis de materiales en Cihuatán. Al llegar al sitio, algunos vecionos avisaron que se estaba realizando obras de construcción con maquinaria pesada en el sector sur de la antigua ciudad, fuera del parque pero dentro del área supuestamente protigido por la ley. Investigamos inmediatemente y descubrimos que se estaba construyendo casas completamente del área protigida! No sabemos cuantos edificios prehispánicos se destruyeron en el descapote y terrecería del terreno, y en la construcción de estas casas, pero la destrucción es sustancial. Un rótulo colocado en el proyecto señala que el proyecto habitacional es auspiciada or la Aldalcía de Aguilares, el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano y el Ministerio de Defensa (este último proporcionó la maquinaria pesada). Este proyecto también abrió caminos nuevos, hecho por descapote, que ne sí destruyeron alredador de 2 manzanas del sitio arqueológico, además de las 5 manzanas o más destruidas en el área de las casas, Unos de estos caminos para a solo 20 metros de una pirámide!

La presencia de varias familias ya instaladas en las casas se ha hecho notar en su entorno inmediato y dentro del Parque Arqueológico Cihuatán, cuyo lindero sur está a solo 300 metros de distancia. Según los vigilantes del parque, hace pocos personas de estas viviendas dieron fuego al bosque del sitio a fin de secar los árboles y despué's aprovecharlpos como leña. Tambieén se informa que ellos han estado excavando en estructuras prehispánicas para cazar garrobos (iguanas negras) y cuzucos (armadillos).

La resolución de protección para Cihuatán fue publicada en el Diario Oficial en 2007 y desde entonces tiene efecto de ley. La resolución estipula un poligono (igual a la extensión total de Cihuatán) dentro del cual se aplica un listado de medidas de protección, siendo prohibido, por ejemplo, realizar cualquier excavación, construccción o retiro de piedra sin la autorización del órgano cultural del Gobierno. Este proyecto habitacional viola la resolución, aunque el Alcalde de Aguilares ha dicho que la Secretaría de Cultura le extendió un permiso "verbal" en diciembre, 2009. Está claro que las obras de maquinaria pesada se dieron en el periodo de la anterior Secretaria de Cultura, Breni Cuenca.

Queda mucho para aclara en este asunto, pero podemos afirmar que una parte important de Cihuatán ha sido absolutamente destruido, y que las medidas de protección legales ha fallado en este caso.

Este situación nos preocupa de sobremanera. Además de la terrible destrucción en Cihuatán, debemos enfrentar una realidad: si no podemos proteger Cihuatán con todas las herramientas legales disponsibles, entonces qué esperanza hay de proteger cualquier otro bien cultural?

Al día siguiente de detectar esta destrucción, FUNDAR entregó un informe a la Secretaria de Cultura en donde se describían los daños y se recomendaban para las obras inmediatamente. Después de pasar dos semanas y habiendo entregado informes adicionales, aún continuaban la obra de construcción. Fue entonces, el 17 de marzo, que FUNDAR envió un comunicado a la comunidad arqueológica nacional e internacional sobre la destrucción en Cihuatán. El mismo día se empezaron a publicar artíos sobre el tema en los períodicos nacionales. Aunque las obras continuaron por un tiempo adicional, fueron suspendidos a principios de abril. Quedan en suspenso las decisiones oficiales que determinar á el futuro de este sector de Cihuatán.

FUNDAR ha recomendado que se destaquen vigilantes inmediatamente en el terreno, y que el terreno entero (que contiene varios estructuras arqueológicas todavia intactas) sea traspasado a la Secretaría de Cultura para ser protegido y manejado como parte del Parque Arqueológico Cihuatán. Usted puede enviar sus propias opiniones y sugerencias al Dr. Hectór Samour, Secretario de Culture.

Abajo hay unlistado de nuestros informes sobre la destrucción de Cihuatán, y sobre dos otras situaciones de destrucción que se han presentado en marzon, 2010. Una situación es la información que recibimos sobre el robo de piedras del juego de pelota en Las Marías, mientras que la otra es descapote en el sitio arqueológico Sitio de Jesús.

Deseamos felicitar al Lic., Jorge Colorado, quien ha montado una página Facebook "No a La Destrucción del Sitio Arqueológico Cihuatán". La página acutalmente tiene alrededor de 1,000 fans y ha aydado mucho en difundir esta noticia.

Nuestro denuncia original sobre Cihuatán

Entonces llegó una llamada telefónica desde Las Marías.

Un día después notemos los tractores muy cercanas a los mont&iacutos;s de Sitio de Jesús!

Una surgencia a Cultura.

Pero, porque nadie hizo nada, mandemos otra denuncia.

Al fin, mandemos una denuncia directamente al Dr. Hectór Samour, el Secretario de Cultura, debido a la falta total de atención de los miembros de su Secretaria.

Trabajos en Cihuatán al fin del invierno · septiembre a noviembre de 2009


Son las 6 a.m. en el Centro Ceremonial Poniente, y el sol naciente empieza a quemar la neblina de la madrugada.

Septiembre y octubre fueron meses muy ocupados en Cihuatán. Karen se alojaba en el sitio y, en esta temporada de lluvias, pasó su tiempo clasificando tiestos de las excavaciones de la Acrópolis. Fue asistida por Edgar Cabrera, un estudiante salvadoreño de Arqueología. Nos queda mucho análisis por adelante; además de la cerámica, hay artefactos de piedra y otros materiales. Se va avanzando y Karen regresará en enero y febrero para seguir en análisis y excavaciones.

 

Nuestro laboratorio se ubica en el corredor trasero de la casa, encerrado con malla ciclón y puertas de seguridad. Aquí limpiamos, enumeramos, clasificamos, dibujamos, fotografiamos y analizamos artefactos. La arqueología conlleva mucho registro, en papel, fotografía y, por supuesto, con computadoras. A la izquierda hay un grupo de tiestos que esperan ser clasificados y registrados con los formularios. A la derecha, Edgar Cabrera (estudiante salvadoreño de Arqueología) labora en el análisis de cerámica. Y así como parece, ese día fue muy caluroso.

 
El Dr. Geoffrey McCafferty de la Universidad de Calgary y la Srta. Sara Kraudy del Departamento del Patrimonio Cultural del Instituto Nicaragüense de Cultura visitaron Cihuatán para conocer la cerámica. Estaban en el país para asistir al Congreso y lo pasamos muy bien con ellos. Aquí Paul les señala la altura alcanzada por los arbustos de jiquilite (de donde se obtiene el añil).

Un hallazgo emocionante fue este pequeño tiesto de Policromo Banderas, pintado con una representación de dios patrono de los mercaderes, Yacatecuhtli (en nahua), comparable con Ek Chuah (maya yucateco). Pueden leer la publicación resultante.


Aprovechando la finalización de la temporada de lluvias (antes de la tormenta desastroso del Huracán Ida que causó inundaciones y deslaves en El Salvador), iniciamos un programa de consolidación que hacía mucha falta en una estructura excavada hace tres décadas. Por 1974-1975, Gloria Hernández excavó un tramo de 79 metros de la Muralla Norte en el Centro Ceremonial Poniente. Casi no hay información sobre la excavación, pero por lo visto ella retiró piedras caídas y las acumuló en montones a cada lado de la muralla. No se hizo consolidación. En años subsecuentes, parte de la piedra fue robada. Luego, durante la guerra civil de los 1980, Cihuatán pasó varios años en el abandono debido a los intensos choques entre el ejército y la guerrilla, además de violencia de iniciativa individuo, que esta región experimentó, incluyendo Aguilares, El Paisnal y el Volcán de Guazapa. Crecieron árboles hasta cubrir el centro monumental y se enraizaron en la muralla y otras estructuras, desplazando piedras y abriendo grietas donde más plantas y animales se iban estableciendo, en detrimento de la conservación de las construcciones prehispánicas. Con este debilitamiento, cuando pasó el Huracán Mitch en 1998, la erosión de las lluvias torrenciales hizo rodar la piedra ciclópea de la esquina noroeste de la muralla y causó numerosos derrumbes a su largo.

Decidimos que ya era tiempo de consolidar la sección excavada de la muralla antes de que se colapsara por completo. En nuestra consolidación, revisamos cuidadosamente las porciones aún intactas de la muralla como guías para la reposición de las piedras originales, utilizando un mortero de tierra estabilizada. Se colocan pequeñas piedras angulares en el mortero entre las juntas para señalar lo intacto (abajo) de lo reposicionado (arriba).

En su lado interior (sur), la muralla tenía una grada ancha. Desconocemos la altura original de la muralla, pero es posible que esta grada haya servido para permitir subir lo suficiente como para observar lo que sucedía afuera. Tampoco sabemos si la muralla originalmente sostenía una empalizada (palenque), aunque futuras excavaciones podrían investigar esta posibilidad en los tramos de muralla que no han sido tocados. En el tramo consolidado, esperamos realizar experimentos para determinar la altura mínima que tenía está porción de la muralla, algo que tendrá que esperar hasta la próxima temporada.

El exterior de la muralla también es escalonada, y esto plantea otra posibilidad: que la muralla servía para delimitar un recinto sagrado y no era principalmente defensiva. Se conocen murallas delimitantes similares en otros sitios del Posclásico Temprano en Mesoamérica, tales como Chichén Itzá donde una muralla baja de piedra y tierra encierre la plaza con el templo principal (no está muy visible porque no ha sido excavado y mayormente está cubierto por vegetación). Pastor Gálvez, Antonio Castillo, Arturo López, Rutilio González, Miguel Angel Zelaya, Carlos Flores y Geovanny Miranda hicieron un excelente trabajo en la muralla. Su apariencia nueva muy pronto se envejecerá con el crecimiento de líquenes y otras plantas pequeñas.

   Aquí se aprecia la Muralla Norte antes de que empezamos los trabajos. La esquina derrumbada está a la izquierda y al centro se nota la muralla adyacente en colapso. La vista larga muestra el deplorable estado de colapso de la muralla en general.

 
Empezamos con la limpieza de piedra que se había caído desde las excavaciones de 1974-1975. La piedra fue puesta en grupos que correspondían a cada área colapsada. Luego se recolocaban las piedras, empleando tierra estabilizada para reemplazar el mortero original de tierra (la cual se había erosionado). Miguel Angel Zelaya prepara la mezcla de tierra estabilizada.

 
Carlos Flores, Geovanny Miranda y Antonio Castillo discuten el trabajo en el lado norte de la muralla, mientra que Pastor Gálvez y Arturo López trabajan encima bajo la observación de Alejandro Teba, nuestro estudiante de Sevilla. Por supuesto, el parque se mantenía abierto durante todo el trabajo, para que los visitantes pudieran ver lo que sucedía o, como esta pareja con intereses distintos, ignorarnos.

 
 
Los árboles se habían crecido dentro de la muralla, causando numerosos daños. Aunque los podamos hace años, quedaban sus troncos entre las piedras desplazadas por su ensanchamiento. Fue necesario retirar todos los troncos como parte de los trabajos de conservación. Paul y Carlos discuten como proceder, y luego Carlos, con grandes esfuerzos, quita el tronco. La última fotografía muestra el daño que un árbol ocasiona a una estructura prehispánica.

  
La sección colapsada ahora está completamente restaurada con su esquina restituida con sus grandes piedras originales. Dentro de unos meses, su aspecto “fresco” se meteorizará y la muralla se empezará a cubrir de plantas pequeñas. Y lo más importante, ya no seguirá colapsando. En la próxima temporada de lluvias, sembraremos el cacto conocido como zaite (Acanthocereus pentagonus, cuyo fruto se llama pitahaya) sobre la muralla para desanimar el paso de visitantes que contribuiría a deterioros nuevos.T

Karen continuo con sus proyectos paisajísticos, y con la ayuda de Carlos, sembró hibisco morado y albahaca en frente del museo. También obtuvo una gran palmera en maceta para adornar el corredor frente al laboratorio.

  
Carlos siembra albahaca. Los estantes detrás esperan ser renovados con pintura. El corredor, ahora mejorado, tiene una pantalla de plantas altas y estas lindas flores frente al museo de sitio.

Hubo irregularidades en el suministro de agua durante unos días, cuando se instalaba una bomba en el pozo recién profundizado y limpiado. Durante una semana dependimos de agua en barriles transportados por Antonio y sus ayudantes.


Los barriles de agua en la ducha resultó en un nuevo inquilino: Foncho. Karen entró al baño una noche y ahí estaba Foncho, nadando en el huacal rojo en la ducha. Los intentos de reubicar Foncho fueron infructuosos. Los sapos tienen un instinto de orientación, y el de Foncho estaba dirigido a nuestra ducha!

Quique aún vive en el laboratorio, en el corredor trasero. Se ha juntado con la Sra. Quique. Si la Sra. Quique puede ingeniarse como hacer una madriguera entre las baldosas, o mejor en el jardín, luego serán los padres orgullosos de unos 100 sapitos.


Esta temporada, los insectos fueron feroces. Karen y Alejandro Teba (nuestro estudiante visitando de Sevilla) sufrieron picadas infectadas de zancudos, y Paul terminó con dengue otra vez más. También recibimos incursiones de mantis que querían cazar, poniéndose sobre la lámpara de la mesa (es desconcertante trabajar con un mantis cazador a la par). Hubo, por supuesto, alacranes y aquí hay uno partido por mitad porque a Karen no le gusta tenerlos en el baño.

La bodega sufrió una invasión de murciélagos, pero después de unas noches con las luces encendidas, se fue Drac y familia y luego limpiamos todo, repintamos los estantes, y ahora tenemos almacenaje limpio y salubre.T

 :

Las ovejas continúan sus tareas como connotadas cortadoras de grama y productoras de ovejitas. El rebaño ahora cuenta con 23 animales, pese a la pérdida de una por enfermedad y dos a cuatreros.


El rebaño de ovejas son muy útiles para cortar la grama sobre plataformas. Aquí limpian la Estructura P-20.
 
“Chuleta” a la edad de 10 minutos y 4 semanas después. Las ovejas no son muy listas. Su madre lo parió en medio de la plaza y lo dejó bajo el sol caliente. Raúl lo rescató, llevándolo a la sombra y seguridad del corral donde lloró hasta que su madre finalmente corrió a amamantarlo.

Karen y su amiga Jeanette Washington hicieron un paseo dominical a Perquín, uno de los puntos calientes de la guerra civil de hace 20 años, y ahora un atractivo turístico en la “Ruta de Paz”. Aquí hay algunas tomas de su viaje.

 :
Manejando sobre la Carretera Panamericana hacia San Miguel, nos encontramos entre este montón ambulatorio de sillas – incluyendo dos hombres atrás. Paramos para comprar bananas y sandías de esta señora, en un puesto junto a la carretera.

 
El desvío hacia Perquín está en San Miguel, donde el volcán (San Miguel o Chaparristique) domina la vista. Esta zona está repleta de conos volcánicos (no activos) y flujos de ceniza y lava. Aquí un antiguo flujo de ceniza se ha erosionado para imitiar una torre kárstica.

 
Perquín se encuentra en lo alto de una cordillera, con bosques de pino y clima fresco. Estas fotografías fueron tomada del Restaurante Perkín Lenka, donde almorzamos. Llegamos muy tarde para visitar el museo de la guerra, pero fue un viaje interesante y una oportunidad para refrescarme!

FUNDAR ha renunciado la tarea de coadministrar los parques arqueológicos de El Salvador. Esperamos continuar con la coadministración de Cihuatán y las excavaciones en la Acrópolis en 2010. No estamos perdiendo sueño respecto a la histeria del “no evento” con el supuesto fin del calendario maya en 2012. Vea la película para entretenerse, y lea el excelente artículo en la edición de noviembre de la revista Archaeology para enterarse de lo risible que es todo este asunto.

Continúan los trabajos en las terrazas occidentales de la Acrópolis


Un vuelo en helicóptero ha revelado la extensión de las excavaciones realizadas en las Terrazas Ponientes y la Acrópolis. Se ha expuesto parte de la escalinata que conduce a la Plaza Sur (izquierda). A la derecha, las terrazas bajas se prolongan hasta las excavaciones, y luego hay un muro de contención y, aparentemente, otra escalinata que accede a la Acrópolis desde el occidente. Las excavaciones más arriba en la Acrópolis se ubican en el Palacio Quemado. Están rellenadas con tierra y cubiertas por plástico para su protección.

Le agradecemos al Piloto Rogelio Peña por una mañana muy interesante.

Entre febrero y mayo, 2009, reiniciamos las excavaciones las excavaciones en las terrazas occidentales de la Acrópolis. La excavación se enfocó en una estructura en la cuarta terraza (o tal vez la quinta…no podemos estar seguros debido a que su porción inferior fue dañado por tractor hace décadas). Parece haber una terraza muy baja, casi al nivel de la plaza, y a continuación arriba una de barro y luego otra con un empedrado (posiblemente como preparación para un piso de barro). También existe una terraza parcialmente pavimentada con “lajas” de talpetate (toba) y una o tal vez dos estructuras similares a altares. Actualmente estamos excavando una estructura situada arriba de las terrazas, a partir de prominente borde en el lado poniente de la cima de la Acrópolis.

Fue en la base de la terraza empedrada que encontramos la efigie de Tláloc y los restos de cántaros, incensarios y otras vasijas. Se presenta la posibilidad de que estos objetos fueron arrojados abajo desde la cima de la Acrópolis por la gente que destruyó Cihuatán, en conformidad con su habitual destrucción de los incensarios de templos descubiertos en investigaciones anteriores. El altar pequeño está casi destruido, pero conserva un talud y algunas gradas.


Las excavaciones en febrero, vistas desde el Centro Ceremonial Poniente. Volvimos a enterrar la terraza inferior (casi destruida) y sembramos grama para su protección.T


Un panorama de las excavaciones en agosto. Se observan el pavimento y el altar.

La estructura superior tiene una entrada con doble ángulo (que podría servir para defensa y para privacidad) que se accede desde la terraza. La entrada da a un patio pequeño con una estructura elevada hacia el norte y un drenaje bien construido en el muro poniente. Los materiales presentes en esta estructura incluían los restos de cerámica policromada y una mandíbula y húmero humano.

  
Las terrazas hacia el sur conducen a esta plaza rodeada por plataformas relativamente altas para templos. Hay más estructuras hacia el sur, entre la maleza seca, incluyendo otra pirámide colocada sobre una gran terraza y varias plataformas rectangulares largas.

Una de los aspectos más interesantes de esta gran sala es que el borde del techo se decoraba con almenas, ornamentos huecos de cerámica de forma escalonada. Las almenas de Cihuatán son idénticas a las que aparecen en el dibujo colonial de la Relación Geográfica de Tlaxcala. No contamos con información arqueológica de otros hallazgos de tales almenas, tal vez debido a que, al encontrarse quebrados en fragmentos menudos, hayan sido tratadas como material no diagnóstico por los arqueólogos, ya que mayormente no son pintadas o de otra manera decoradas. Las almenas en Cihuatán se encuentran en fragmentos grandes y pequeños, muchas veces apiladas, evidentemente quebrados in situ a lo largo del muro occidental, casi como si fueran deliberadamente quitadas y arrojadas del techo. Después de ubicar todos los fragmentos, esperamos que en el proceso de conservación sea posible reconstruir a varias almenas. La identificación de este conjunto arquitectónico como un palacio real fue confirmada por el hallazgo de discos grandes (como 70cm en diámetro) de talpuja (nombre local dado a toba blanda). En los códices posclásicos, los palacios siempre se identifican por su decoración de discos en las fachadas, colocado debajo del borde del techo.


Aquí Pastor Gálvez excava un grupo de almenas quebradas.


El cuerpo entero de una almena se destaca en este grupo..

Un disco entero de talpuja justamente después de su exposición.T
Las excavaciones continúan, pero pronto estarán cerradas con el inicio de las lluvias para proteger los frágiles edificios y materiales. Mientras tanto, se cubren las excavaciones al cabo de cada día con plástico. La Acrópolis no está abierta a los visitantes, así que su alteración no es un problema, salvo lo efectuado por culebras, sapos y otros animales. Otra razón de cubrir las excavaciones con plástico es para evitar que se ensucian con la ceniza de cañales quemados. Una práctica común es que se ponen fuego a los grandes cultivos circunvecinos de caña de azúcar antes de su cosecha. Esto elimina el “afate” – un polvillo muy irritante para los que cosechan la caña, pero también contamina el aire y muchas veces estos incendios se propagan a terrenos vecinos.


Esta gran ceiba crece sobre una antigua plataforma. Esta vista mira hacia el sur desde el límite norte de las excavaciones, las cuales se cubren con plástico.T

Un detalle del plástico, cubriendo el muro y la plataforma baja en el extremo norte de la estructura.

Este incendio no invadió el sitio, aunque otro que se dio unas semanas antes logró subir hasta el pie de la Acrópolis y mató una de las pocas ceibas en la zona.T
La vida animal continúa sin cesar. Karen se instaló en la casa del sitio, sin darse cuenta de que había invadido el territorio de un sapo. El sapo vivía entre las macetas frente a la casa, pero atravesaba la casa (pasando debajo de las puertas) para llegar a los huacales de agua lodosa con tiestos en remojo que se encuentran en el corredor trasero. Según el sapo – bautizado como “Quique” (por ser el nombre de un infame traficante de piezas) – estos huacales eran sus piscinas privadas. Lastimosamente, la presencia de Karen creó obstáculos para la migración nocturna de Quique y, después de varias choques de medianoche, cuando Quique tumbaba objetos de manera muy ruidosa, se llegó a una tregua. Quique se mudó al corredor, donde vive debajo de unas bolsas de tiestos en las cercanías de sus huacales, disfrutando de los insectos atraídos por el agua (por ser verano no hay otra agua en la vecindad). La última noticia de Quique es que todas las noches se anuncia en busca de una amiga. Los sapos son parte de la vida campestre, aunque la mayoría no viven en casas. El tipo guapo a la derecha, un poco perplejo, brincó en las excavaciones una noche. Lo reubicamos a un lugar más idóneo, lejos de los peligros de la excavación..

Mientras tanto, las ovejas continúan con su tarea designada de cortar la grama en la pirámide, plataformas y plazas. El zorrillo seco, aunque bonito, apareció debajo del plástico que protege las excavaciones. Desafortunadamente, antes de despedirse, roció su perfume sobre Pastor.

Otro evento natural fue el florecimiento de la gran ceiba en la plaza entre el Centro Ceremonial Poniente y la Acrópolis. Luego soltó sus semilla, cubriendo la Acrópolis y las excavaciones con manojos de su sedoso “kapok”.

La ceiba con sus semillas y "seda".

Detalle de una bollo de kapok.
Como parte de nuestro programa educativo en los parques arqueológicos, sembramos plantas nativas, particularmente aquellas que ya no suelen ser cultivados. En Joya de Cerén tenemos varias plantas cultivadas por los antiguos mayas, incluyendo esta huerta de cacao que empezó a producir después de solo 2 años. Estamos pensando en buscar un procesador para este genuino “chocolate arqueológico”.

El cacao florece y produce fruta todo el año. Este árbol tierno está cubierto por vainas verdes.

Vainas maduras en otro árbol de la misma huerta.
En Cihuatán, ubicado sobre una loma pedregosa rodeada por terrenos agrícolas en el valle, hemos sembrado quequexque (Xanthasoma spp., también conocido como malanga, dasheen y coco yam) en macetas frente a la casa de sitio. Hay quequexque silvestre en la quebrada Izcanal junto a la entrada al parque. En vista de que Cihuatán es el único sitio mesoamericano donde el jiquilite (Indigofera suffructosa, de donde se obtiene el índigo) ha sido identificado en contextos prehispánicos por un experto paleobotánico, también lo hemos sembrado en la terraza poniente, donde está prosperando. En esta época del año, el jiquilite está seco y cubierto por pequeñas vainas de semillas. El cacao que sembramos en Cihuatán (en parte porque el mismo experto lo identificó en los depósitos del sitio) no crece muy bien. Estaría mejor junto a la quebrada Izcanal, pero aquellos terrenos están en manos particulares..

Y finalmente – don Tilo rescató este pobre conejito y su hermano. Su mamá había excavado su morada junto al cafetín (una sabia elección, pues el área tiene menos depredadores por estar cercado). Pero don Tilo regó un palo recién sembrado de jacarando e inundó su morada. Al escuchar gritos alarmados de conejo, Tilo salvó los bebés y los cuidó en su sombrero hasta que la morada se secó y podían regresar a casa. La mamá los terminó de criar.

Mejoras en Joya de Cerén

En el Area 1 de Joya de Cerén, finalmente se ha resuelto el problema de daños causados por el ingreso libre de pájaros excavadores, murciélagos, zorros y otros animales. Se instaló malla metálica alrededor del edificio entero, con puerta del mismo material. La malla es prácticamente invisible desde el interior del área.

Noticias viejas sobre el proyecto

-------------------

Regresa a la página principal